Posts etiquetados ‘concierto’

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, así que con unas semanas de retraso aquí tienes la crónica del genial concierto que disfrutamos el pasado 14 de mayo de Sr. Chinarro en Las Cigarreras.

Con tímida y tardía entrada salió al escenario alguien que indudablemente no era Antonio Luque. Sólo con su guitarra Jaime Beltrán, vocalista de Pájaro Jack, se cantó unos temitas de esta banda granadina aprovechando su acompañamiento a Sr. Chinarro.  Si ya nos gustó su acústico, escucharlos al completo no está nada mal. Recomendamos echar una oreja si lo que te gusta es el indie sureño.

Tras la paraeta obligada para echar un piti y un quintillo fuera de la Caja Negra, comenzó lo que sería cerca de hora y media de conciertaco Chinarrero (si se me permite la expresión y con todo el cariño y respeto del mundo). Un recorrido por sus temas más conocidos: ‘Dos Besugos’ tema con el que abrió la noche y que podéis ver a continuación y en nuestro canal de Youtube , ‘El Rayo Verde’, ‘Una llamada a la acción’, ‘Del Montón’…  Y por supuesto a su último álbum ‘El Progreso’.

Ya conocíamos lo grande que es en acústico de cuando estuvo hace unos años en la sala Stereo, pero la banda al completo se sale. Más de un centenar de almas varias gozamos de lo lindo con sus letras acidillas, su cadencia en ocasiones lánguida, el trasfondo del duende andaluz con el que las palmas se nos querían lanzar, la cercanía de los conciertos (afortunadamente) espaciosos sin aglomeraciones. Éso si, el tropiezo de nombrar las valencianas Torres de Serrano creo que no fue lo más acertado en tierras alicantinas, Sr. Luque, aunque yo se lo perdono todo…

Que hubiera sido un puntazo ver a Soleá Morente cerrando con ‘El Progreso’ hubiera sido sublime, pero claro, ya sabemos que la perfección no existe.

Una vez más, salir con la mejor de las sonrisas, la setlist firmada y un par de besos de este gran Señor es de lo mejor que nos puede pasar.

Por último y no por ello menos importante, agradecer a Un Fulgor de Moda Antónima las facilidades por hacérnoslo posible.

 

Había ganas, muchas ganas de que llegara el 22 de enero para poder volver a ver a Mailers en concierto.

Tras haber estado la semana repasando su último EP ”Macondo”, sólo quedaba posicionarse en primera fila para disfrutar y corear sus cinco nuevos temas, sabiendo que también nos deleitarían con algunos más de su primer disco “Materia”.

Y así fue: 17 temazos con los que Mailers nos tuvo absolutamente enganchados durante casi dos horas.

Fantástico inicio con “Un Segundo”, que nos incitó a bailar durante la primera parte del concierto.

Hasta el momentazo acústico en el que pudimos disfrutar de un precioso ratito intimista con las canciones más tranquilas, entre las que nos descubrieron un tema inédito que a mí, con todos los respetos, me recuerda muchísmo a Vetusta Morla. O igual es que como me quedé con las ganas de verles juntos en la plaza de toros, tuve una imagen sonora de lo más dulce, no sé…

Ana Mailers

Anabel

Y dulce desde luego la entrega de Anabel, que nos fue desgranando cada tema contándonos el por qué de su historia. Y todo ello derrochando la energía que la caracteriza, comiéndose el escenario, llenando la sala Confetti con su voz.
Por supuesto sin dejar a un lado la contundencia de Carlos a la batería y cajón, la vibrante guitarra de Josu y el magnífico acompañamiento de David al bajo.

 

El explosivo final de fiesta que nos hizo botar con “Materia”, junto con los bises, llegó aunque a nadie nos apetecía que bajaran del escenario.

Una vez más salí de un concierto con la sonrisa permanente, esa que dicen que se te pone tras haber tenido muy íntimas relaciones… Que aunque no fue el caso, desde luego Mailers siempre son capaces de proporcionarnos espectaculares orgasmos musicales. Muchísimas gracias por vuestra música. Realmente un mágico final.

Ahora sólo queda esperar apenas un mes para ver su estreno de “Macondo” en la FNAC Alicante, el 27 de febrero.

Si buscas en internet “La Cripta PunkRock Alicante”, vas a encontrar 43.200 resultados con reportajes sobre ellos, enlaces a sus redes sociales, artículos de prensa y post blogueros en las primeras páginas del buscador…. No importa si ves alguno de sus vídeos en Youtube, si los escuchas en Myspace (¡de veras!) o lees sobre ellos. No podrás hacerte una idea de quienes son y sobre todo, lo que hacen, encima de un escenario hasta que los veas en directo.

Para quienes ya son veteranos adictos del “Alacant Raw Power”, te dirán que no hay nadie que haga auténtico punk-rock en Alicante como La Cripta, ni lo ha habido desde hace algo más de 20 años. Efectivamente, no he escuchado algo tan demoníacamente ramonero como ellos.

El pasado 16 de enero tuve la suerte de (por fin) poder verles en directo en el MadHouse de Alicante. 17 temazos que se marcaron para deleite de quienes les coreaban y descubríamos su último disco Dirty Town y algunas joyitas más.

Setlist La Cripta

Tras el último cambio de formación, actualmente compuesto por Goyo Ramone (voz y guitarra y el único de la banda inicial), Capa Six (guitarra y coros), Jose (bajista y coros) y Antonio (batería), no defraudaron tras colgar el no hay entradas. Cierto es que bien sabemos que el local no es el más apropiado por sus características de sonorización, como hemos comprobado en otros conciertos incluso cuando aún era el añorado Cure Antidisco bar, pero ello no fue impedimento para que la liaran parda no sólo en el pequeño escenario, si no también encima de la barra. Y es que hubo dos momentazos clave: el numerito absolutamente arrebatador de Jose al marcarse un genial vacile bajista encima de la barra del MadHouse, y otro cuando el delirio cundió entre el público y los valientes que subieron a hacer los coros del “Alacant Raw Power”, imprescindible.

Jose La Cripta

Casi dos horas de disfrute punkandrólico (permitidme el palabro que me acabo de inventar) que, como en todos los grandes conciertos, siempre quieres más, no deseas que llegue el inevitable final, aunque la ventaja sea poder saludar a la banda, pillar la setlist para la colección y el disco firmado como joya imperecedera.

Esperemos que sigan dando mucha guerra, como mínimo otros 20 años más.